Repensar el Negocio

vuelos a ninguna parte

Vuelos a ninguna parte

Los aviones tienen que estar volando. Cuanto más tiempo estén en el suelo, más dinero pierde la aerolínea. ¿Qué podemos hacer para facturar aunque sea algo? Tenemos aviones y tenemos clientes, pero no hay permiso para ir a otros países o regiones por la maldita pandemia.

Así que a alguien se le ocurrió la solución al sumar aviones+clientes deseando volar+necesidades de caja. El nombre es “Vuelos a Ninguna Parte”. ¿En qué consiste? En realidad es dar una vuelta a los pasajeros deseosos de volar, despegando y aterrizando en el mismo aeropuerto.

Empezó una línea aérea de Taiwan llamada Eva Air. El avión empleado es un Airbus A330, con muchos personajes Sanrio, incluyendo a Hello Kitty, My Melody (la mejor amiga de Hello Kitty), así como Kiki y Lala de Little Twin Stars. Fue el 8 de agosto de 2020: un vuelo de 3 horas cuyos pasajes se vendieron en minutos.

Otras líneas aéreas como la australiana Qantas (volando sobre el Gran Arrecife de Coral) o la checa Smartwings (despegando y aterrizando en Budapest) han imitado esta iniciativa

LA ACCIÓN REPENSADORA: sumar lo que uno tiene con lo que los clientes quieren, aunque sea de una forma ligeramente distinta pero manteniendo la esencia de la experiencia.

 

Y ahora dinos:

Estate al tanto
Notificarme cuando haya
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios