Repensar el Negocio

trabajar duro para conseguir los sueños y objetivos

No lo desees: trabaja para conseguirlo

Son muchas las pequeñas empresas que pasan mucho tiempo suspirando por lo que les gustaría ser de mayores. Seguro que conoces a comerciantes, profesionales autónomos y líderes de microempresas que dicen mucho lo que les gustaría hacer para mantenerse, o para crecer, o para ampliar su mercado. Pero no lo hacen.

Es lo que me gusta llamar el “Efecto Tutorial de YouTube”: está bien que veas un par de vídeos sobre cómo restaurar una mesa, pero que de tanto ver vídeos igual terminas no haciendo el trabajo…

Así que traemos este estupendo artículo para ayudarte. Disfrútalo… ¡y ponlo en práctica! 😉

 

Traducido y adaptado del original “Don’t Wish for it: Work for it“, por Neha Jadeja en el blog de Growth Hackers.

¿Estás contento con tu situación actual? Si no es así, ¿qué haces para cambiarla? Desear que las cosas sean diferentes nunca conducirá a un cambio real. Debes pasar a la acción y trabajar duro para hacer realidad tus sueños. Si quieres algo diferente, empieza hoy mismo a tomar medidas para conseguirlo. Haz un plan y comprométete a llevarlo a cabo. No será fácil, pero merecerá la pena cuando por fin consigas tus objetivos. En este artículo hablaremos de cómo hacer realidad tus deseos con trabajo duro.

QUÉ SIGNIFICA EL REFRÁN ESE DE “NO LO DESEES: TRABAJA POR ELLO?”

Este dicho significa que no debes quedarte sentado esperando que las cosas sucedan. Tienes que esforzarte para que ocurran. Las cosas no vendrán solas si no trabajas para conseguirlas. Es una gran motivación para que la gente se anime y trabaje para conseguir sus objetivos. También es un buen recordatorio de que todo lo que merece la pena se consigue con esfuerzo. Así que si quieres algo, no te limites a desearlo. Sal y trabaja para conseguirlo.

Este dicho se utiliza a menudo cuando alguien necesita actuar para conseguir sus objetivos. Es una forma de decirle que tiene que esforzarse si quiere ver resultados. En un discurso de motivación, un orador puede utilizar este refrán para animar a la audiencia a actuar y no quedarse sentada esperando a que las cosas sucedan. Como dice el refrán de la motivación: “No lo desees. Trabaja por ello”. Es un gran recordatorio para que todos actuemos en pos de nuestros objetivos.

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE TRABAJAR DURO PARA CONSEGUIR LO QUE QUIERES?

A la hora de alcanzar tus objetivos, es importante recordar que nada que merezca la pena es fácil. Estas son algunas de las razones por las que es importante trabajar duro para conseguir lo que quieres:

Lo apreciarás más. Cuando has trabajado duro por algo, lo apreciarás más. El logro y el orgullo de saber que has trabajado y conseguido algo grande son incomparables. Es una sensación mucho más dulce que cuando te dan lo que querías. Saber que te has ganado algo lo hace aún más valioso. Un estudio de la Universidad de Missouri descubrió que las personas que trabajaban para conseguir sus recompensas sentían mayor felicidad y satisfacción que las que no tenían que trabajar para conseguir las suyas. Tus palabras cuando alcances el éxito serán: “¡Lo conseguí!”, y no “Alguien lo hizo por mí”.

Tendrás más probabilidades de alcanzar tus objetivos. Cuando las cosas se ponen difíciles, renunciar a tus objetivos puede ser tentador. Sin embargo, si te has esforzado y has perseverado en las dificultades, tendrás más probabilidades de alcanzar tus objetivos. En la vida habrá obstáculos y retos en el camino. La forma en que afrontes estos retos determinará si tendrás éxito o no. Las grandes cosas llegan a quienes se esfuerzan por conseguirlas. Supongamos que quieres un ascenso. Si trabajas horas extra, vas más allá de lo que se espera de ti y te esfuerzas constantemente por mejorar, es mucho más probable que consigas ese ascenso que alguien que se limita a cumplir lo mínimo.

Demuestra tu compromiso. Cuando estás dispuesto a hacer un esfuerzo adicional, demuestras que estás comprometido con lo que haces. Este nivel de compromiso suele ser necesario para el éxito. Las personas de éxito en cualquier campo suelen ser las que más han trabajado. Nada les resulta fácil, pero siguen esforzándose porque saben que su duro trabajo dará sus frutos. Por ejemplo, los deportistas que quieren triunfar entrenan día tras día. No se toman días libres porque saben que, si lo hacen, retrocederán. Se esfuerzan constantemente por ser mejores. Del mismo modo, si quieres tener éxito en tu carrera, debes demostrar tu compromiso esforzándote más.

Refleja tus prioridades. Tus prioridades se revelan por cómo empleas tu tiempo y energía. Si estás dispuesto a trabajar duro por algo, le das mucha prioridad. Entiendes que alcanzar tu objetivo es importante y que merece la pena esforzarse más. Trabajar duro para conseguir un objetivo también demuestra disciplina. Requiere autocontrol y se centra en mantener el rumbo cuando las cosas se ponen difíciles. Si tu sueño es crear tu propia empresa, tienes que ser lo bastante disciplinado para trabajar en ello incluso cuando no te apetezca. Tienes que estar dispuesto a sacrificar tu tiempo y tu energía para que sea un éxito.

Puede ayudarte a destacar. En el competitivo mundo actual, destacar entre la multitud es importante. Una forma de hacerlo es trabajar más que los demás. Si siempre te esfuerzas al 110%, se notará. Tu dedicación y determinación te diferenciarán del resto. Los empresarios buscan empleados dispuestos a hacer un esfuerzo adicional. Quieren gente a la que le apasione su trabajo y que haga lo que haga falta para conseguirlo. Por tanto, dé siempre lo mejor de sí mismo si quiere causar una buena impresión.

Te enseña lecciones valiosas. Además de ayudarte a conseguir tus objetivos, trabajar duro te enseña algunas lecciones importantes de la vida. Aprenderás a perseverar en los momentos difíciles, a superar los obstáculos y a manejar las decepciones. Todas ellas son habilidades valiosas que te ayudarán en todos los ámbitos de tu vida. Como cualquier otra cosa, cuanto más las practiques, mejor serás.

Es gratificante.  Admitámoslo, todos queremos tener éxito en la vida. Queremos alcanzar nuestros objetivos y desarrollar todo nuestro potencial. Y una de las mejores formas de conseguirlo es trabajando duro. Si te esfuerzas más, tendrás recompensa. Te sentirás realizado y orgulloso de haber trabajado duro y haber conseguido algo grande. Es uno de los sentimientos más gratificantes del mundo. Cuando por fin alcances tus objetivos, todo el esfuerzo habrá merecido la pena. El momento será mucho más dulce.

Desarrollarás una ética del trabajo más fuerte. Una fuerte ética de trabajo es una de las cosas más importantes que puedes tener. Es la clave del éxito en cualquier ámbito. Y es algo que sólo puedes desarrollar trabajando duro. Cuando te comprometes a dar siempre lo mejor de ti mismo, te das cuenta de que tu ética de trabajo es cada vez más fuerte. Te volverás más disciplinado, más organizado y más centrado. También empezarás a ver mejores resultados en tu trabajo. Estarás motivado para seguir esforzándote cuando te des cuenta de que el trabajo duro da sus frutos.

¿CÓMO PUEDES ALCANZAR TUS OBJETIVOS TRABAJANDO DURO?

Ahora que conoces los beneficios del trabajo duro, quizá te preguntes cómo puedes conseguir tus objetivos. Aquí tienes algunos consejos:

Establece un objetivo que sea específico, alcanzable y medible. El primer paso para lograr cualquier objetivo es fijarse metas específicas, alcanzables y mensurables. Con un objetivo claro en mente, mantener la motivación y trabajar duro para conseguir algo será más fácil. Cuando establezca su objetivo, asegúrese de que es alcanzable, teniendo en cuenta el tiempo y los recursos de que dispone. Además, asegúrese de que su objetivo puede medirse para poder hacer un seguimiento de su progreso.

Elabora un plan y fija un plazo. Una vez fijado el objetivo, es importante elaborar un plan de acción y fijar un plazo. Esto le ayudará a seguir por el buen camino y a centrarse en su objetivo. Asegúrate de que tu plan es realista y alcanzable y de que dispones de un plazo razonable para lograrlo. Supongamos que quieres perder peso. En ese caso, podrías fijarse el objetivo de perder 5 kilos en dos meses. Digamos ahora que quieres aumentar los ingresos de tu negocio. En ese caso, podrías fijarse un objetivo como aumentar sus ventas un 8% en el próximo trimestre.

Mantén una disciplina y motivación. Trabajar duro para conseguir cualquier objetivo requiere disciplina y motivación. Habrá días en los que no tengas ganas de trabajar o en los que avances poco. Es importante superar esos días y seguir centrado en el objetivo. Una forma de mantener la motivación es recordar por qué se está trabajando para conseguir el objetivo. Además, fijarse metas más pequeñas puede ayudarle a ver tus progresos y a sentir que ha logrado algo, lo que te ayudará a seguir adelante. Aunque desear algo pueda parecer la salida fácil, sólo a través del trabajo duro y la dedicación podrás alcanzar tus objetivos.

Pide ayuda cuando la necesites. No hay que avergonzarse de pedir ayuda cuando se necesita. Si te cuesta alcanzar tu objetivo, ponte en contacto con familiares y amigos para que te apoyen. Además, muchos profesionales pueden ayudarte a conseguir tus objetivos, como entrenadores, preparadores físicos y terapeutas. No tengas miedo de pedir ayuda cuando la necesites. Lo mismo ocurre en la vida empresarial: nunca temas pedir ayuda porque demuestra que valoras el tiempo de los demás y que estás dispuesto a invertir en ti mismo.

Sé paciente. Alcanzar cualquier meta requiere tiempo, paciencia y perseverancia. Habrá contratiempos en el camino, pero es importante mantener la concentración y trabajar para alcanzar el objetivo. Recuerde que Roma no se construyó en un día, y tampoco lo hará su éxito. Sé paciente y confía en el proceso. El lugar de tus deseos más íntimos no es un espejismo, sino el resultado de tu esfuerzo constante y dedicado. Las cosas que más deberían importarte no llegan fácilmente, sino a través de un trabajo continuo e interminable.

PENSAMIENTOS FINALES

Un viejo refrán dice: “Cuanto más trabajas, más suerte tienes”. Y es cierto. Si deseas algo con todas tus fuerzas, debes estar dispuesto a dedicarle horas y hacer lo que haga falta para convertir tus sueños en realidad.

Desear algo es fácil. Cualquiera puede hacerlo. Pero hay que trabajar mucho para hacer realidad esos deseos. Así que, si quieres algo, no te quedes sentado esperándolo. Sal ahí fuera y trabaja por ello. Con suficiente dedicación y esfuerzo, todo es posible.

AUTORA

Neha Jadeja. Dice de sí misma: “Soy redactora de contenidos autónoma y llevo más de 4 años en el sector. Tengo un profundo conocimiento de lo que se necesita para producir contenidos de calidad y atractivos que respondan a las necesidades del público objetivo de mis clientes. Mi objetivo es siempre ayudar a las empresas a conectar con sus clientes y lograr los resultados deseados. Si necesita un redactor de contenidos profesional y con talento, no dude en ponerse en contacto conmigo hoy mismo. Gracias por su tiempo“.

IMAGEN: Elle Hughes en Pexels

¿Te gusta lo que lees aquí? Pues recibe cada semana una nueva idea o técnica para repensar tu empresa o actividad profesional.

.

IDEA CLAVE

Soñar está bien. Tener ideas en principio geniales también.

Lo que de verdad te pone en otra esfera existencial es materializar esas ideas y sueños. Ver cómo se hacen realidad y contribuyen a mejorar el mundo. Y eso hay que trabajarlo.

¡Síguenos en Twitter para tener todas las ideas!

¿Qué opinas?

Sigue los comentarios
avisarme cuando
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Ir al contenido