Repensar el Negocio

como lanzar nuevos productos y servicios

5 elementos a tener en cuenta al comercializar tus nuevas ideas

En este artículo analizamos cinco consejos para lanzar su próxima innovación, utilizando un marco de trabajo probado para el lanzamiento y la ampliación con éxito.

A lo largo de mi carrera he pasado mucho tiempo trabajando con investigadores de la universidad y la industria, y siempre surge el reto de cómo ampliar y comercializar las ideas. No es un proceso fácil, sobre todo a la hora de presentar las ideas para su financiación o de contratar a otros miembros del equipo. Hace poco intervine en la Sexta Semana de la Innovación de Nairobi, en la Universidad de Nairobi, para compartir mi marco de trabajo para una comercialización exitosa. Para los estudiantes e investigadores asistentes -y para cualquier innovador- este marco ayudará a ampliar las ideas.

Pero para empezar, primero hay que tener tracción. Si no tienes tracción para tu idea, no puedes ampliarla. Por lo tanto, es muy importante que la idea que tengas realmente haga que alguien la aprecie, la compre o le ofrezca su opinión. Suponiendo que tengas tracción para tu idea, necesitarás estos cinco ingredientes para escalar y comercializar con éxito tu idea. Si haces bien estas cosas, la posibilidad de que tengas éxito aumentará considerablemente.

1-Reúne ideas y conocimientos, y muchos

La idea con la que has empezado es sólo el principio: en realidad necesitas muchas más ideas. Un estudio de la Universidad de Toronto reveló que, para comercializar con éxito una idea, se necesitan una media de 3.000 ideas. Un error con el que me encuentro a menudo es pensar que tu primera idea es la mejor. En realidad, tener muchas ideas de muchas personas diferentes es lo que realmente ayudará a que tu solución cobre vida.

Para inspirar más ideas, pregúntate hasta qué punto entiendes el problema a resolver. Una cosa es que tengas una idea y que ésta haga magia. Otra cosa muy distinta es que tengas un problema que hay que resolver. Tienes que ser un estudiante del problema antes de convertirte en un desarrollador de soluciones. Pregúntate también de qué manera concreta tu idea o investigación aborda el problema. Si estás pensando en un problema enorme como el hambre en el mundo, ninguna persona puede resolverlo. Pero hay muchas soluciones que podrían desarrollarse para ayudar. ¿Cómo contribuye tu solución? Sea muy específico al responder a esta pregunta. Porque si no tienes suficientes ideas, te estancarás.

2-Asegúrate de que tu idea tiene un impacto claramente definido

Necesitas un modelo de impacto que muestre el tipo de solución que vas a ofrecer, y tiene que ser muy claro. Si la idea no está clara, no verá el impacto que espera cuando vaya a comercializarla. Sea específico y piense en su público interno y externo. ¿A quiénes afectará exactamente tu solución? ¿Cómo mejorará su contexto después de utilizar tu solución? Esta es la pregunta que suele causar problemas. Siempre me gusta preguntar cómo tu idea cambiará o mejorará la vida de las personas. Si no puedes responder a esta pregunta, el impacto y el valor aún no están claramente definidos.

3-Mide el valor de tu solución

Necesitarás recursos y finanzas para escalar tu idea, y es importante tener en cuenta que el dinero no es el único objetivo aquí. He visto muchas empresas que tienen acceso a mucho dinero para sus ideas, pero que nunca llegan a escalar. Por eso hay que medir el valor que creará tu solución con un modelo financiero y de recursos. Si quieres comercializar una idea, el valor debe ser explícito: esta es la vida antes de la solución y esta es la vida después.

También hay que tener claro cómo se va a medir ese valor. Este es el reto. La mayoría de las personas no pueden decirme qué recursos necesitan, más allá del dinero, para crear y poner en práctica su idea. Así que siempre pregunto: “Si te doy un millón de dólares, ¿qué vas a hacer con él?”. Sólo entonces obtengo la respuesta que busco. Dicen: “Contrataría un equipo, abriría una fábrica, etc.”. Ten muy claro aquí no sólo lo que vas a hacer con las finanzas, sino también los demás recursos que necesitas y cómo los vas a utilizar.

4-Define una estrategia de desarrollo y producción

Muchos científicos e inventores tienen grandes ideas pero no las diseñan para que estén listas para el mercado. Piense en cómo diseñará su solución, quién la desarrollará y cómo la usará la gente. Quizá hayas diseñado una solución ingeniosa para un agricultor. Si eres un desarrollador de software, el agricultor no necesita conocer el código que hay detrás de tu solución, simplemente quiere pulsar un botón y ver la magia.

Hace unos años, un colega tenía una solución interesante y se asoció con una empresa de Israel para desarrollarla. Pero la empresa era sólo un centro de innovación. Esta persona no había pensado en escalar la producción y perdió mucho dinero porque no podía producir la solución a gran escala cuando se necesitaba. Esto sucede todo el tiempo, así que asegúrate de pensar en tus ideas a escala.

5-Ofrece tu solución e implica a tu cliente

Esto es importante tanto para los clientes internos como para los externos. Veo este reto especialmente en los ingenieros y científicos que tienen una gran solución, pero luchan con la forma de ponerla a disposición de las masas. Piensa en cómo tus ideas llegarán a tus clientes. ¿Cómo la conocerán? ¿Cómo la utilizarán y cuánto pagarán por ella? Responder a estas preguntas de forma explícita le ayudará con la financiación y a llegar a su público específico.

Aquí también entra en juego el marketing, el hecho de contar con diversos talentos en tu equipo y las posibles asociaciones con diferentes departamentos de tu empresa o universidad. Recuerda que no tienes que reunir toda la información necesaria para escalar por ti mismo.

Estos cinco elementos le proporcionarán la estructura que necesita para ampliar y comercializar sus ideas. Sin esta estructura, perderás información esencial sobre el impacto y el valor de tu solución.

AUTOR

El Dr. Evans Baiya es un guía internacionalmente reconocido y de confianza para líderes empresariales e innovadores. Utilizando su proceso de 6 etapas, ayuda a las empresas a identificar, definir, desarrollar, verificar, comercializar y escalar ideas para que las empresas y los individuos puedan aprender, crecer y prosperar. Es coautor del premiado libro The Innovator’s Advantage y cocreador de The Innovator’s Advantage Academy, una detallada formación en innovación paso a paso. Más información en TheInnovatorsAdvantage.com.

IMAGEN: Fauxels en Pexels

¿Te gusta lo que lees aquí? Pues recibe cada semana una nueva idea o técnica para repensar tu empresa o actividad profesional.

.

IDEA CLAVE

Hay una serie de requisitos para que un nuevo producto o servicio funcionen. Y en esta lista puedes verlos.

Saber si tu plan cumple con estos 5 puntos te ayudará a que funcione. Innovar es traer al mercado cosas nuevas, no reinventar la rueda. Hay técnicas que funcionan bien, y esta de los 5 puntos es una de ellas.

Aprovéchala

¡Síguenos en Twitter para tener todas las ideas!

¿Qué opinas?

Sigue los comentarios
avisarme cuando
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Ir al contenido